miércoles, 5 de agosto de 2015

Un 'no' a Monsanto

El lunes recibí una noticia que me ha amargado mi existencia
Mientras el hacha va y viene y la delincuencia se apodera del país entero, que no podemos salir de nuestras casas, porque no sabemos si llegaremos vivos, los camiones se llenan de arena dejando los ríos violados y la escasez de agua está a la orden del día. Precisamente por los cortes de árboles y la arena para utilizarla en la construcción, las empresas Monsanto y Ruiter Seeds firman un acuerdo en la Junta Agroempresarial Dominicana (JAD). Conozco poco al presidente ejecutivo de la JAD, Osmar Benítez, pero he seguido su trayectoria de un hombre que vela por los intereses de la nación, de un defensor de la agropecuaria nacional, y me entero que usaron la plataforma de la JAD para este convenio, que lo considero no apto para la población dominicana. 
La sanidad e inocuidad de alimentos forman parte de las áreas que la JAD está impulsando a través del gobierno.  
www.biodiversidadla.org
Monsanto es una “empresa transnacional que controla alrededor de 90 por ciento del mercado mundial de semillas transgénicas”, según la página Greenpeace. Soy dominicana y considero que como dominicanos que somos deben tomarnos en cuenta para ese tipo de decisión. ¿Los empresarios agropecuarios conocen las consecuencias de lo que sucederá si esta empresa se apodera del control o los controles de la comercialización y soporte técnico?
¿Tienen hijos y familiares los que apoyan esta decisión?  ¿No saben los que firmaron que este convenio es un atentado a la salud, a la vida de los que no tenemos para dónde coger? ¿Y nuestros descendientes, qué pasará con ellos? ¿Los Monsanto comen de esos productos transgénicos? 
www.contrainjerencia.com
Este año 38 países marcharon en contra de Monsanto, por los peligros que ocasiona la empresa estadounidense al modificar genéticamente alimentos que consume la sociedad. Y nuestro país, ¿qué va a hacer?  
Nos matan, nos atracan, nos secuestran, nos roban, y ahora envenenarnos, ¿matándonos con cuchillito de palo, eh? ¿Es justo que nos merezcamos tantos males sociales, alimentarios y económicos? ¿Qué esperanza tendrán las nuevas generaciones, quiénes las orientarán respecto a los daños permanentes que nos causará esta poderosa empresa multinacional?  
Esta es una voz de alarma para el ministro de Agricultura y la Junta Agroempresarial Dominicana.

---------------------------
Xiomarita Pérez
Folcloreando
Publicada en Listín Diario el 5-08-2015

viernes, 31 de julio de 2015

Vakero invita a visitar la página de Xiomarita

video

-----------------
Publicado por Xiomarita Pérez el 3-08-2015

Un homenaje a Divina Estrella


La directora fundadora del Ballet Folklórico de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD) y la alumna más aventajada del profesor René Carrasco nos habla de su quehacer en el campo del folklore musical y danzario, donde fue la estrella responsable de trabajar con cientos de adolescentes y adultos que integraron la parte del baile folklórico, que se formó para la inauguración de los XII Juegos, en 1974. 
 

El pasado 24 de julio se cumplió el 45 aniversario de la fundación de uno de los grupos que más ha investigado sobre nuestras danzas y quién mejor que la profesora Divina Estrella para hablar de su pasión como profesora de baile.
La Prof. Divina Estrella señala en su álbum de boda a su madrina Casandra Damirón.
Además de René Carrasco, fue alumna de Josefina Miniño, Clara Elena Ramírez y Casandra Damirón, quien fue la madrina de su boda con el profesor Abraham Espaillat.  
Tener varios reconocimientos no basta para el trabajo que ha hecho esta mujer en el campo del folklore. 
   En realidad, son aportes que debe conocer la sociedad dominicana, no su familia ni sus alumnos y personas que la rodean, que sí conocen el trabajo que ha realizado desde los 11 años.
El Prof. Luis Encarnación, padrino y el novio, Abraham Espaillat, observan a la madrina Casandra Damirón, estampando su firma en el Acta.
¿A qué edad se inició en las actividades folklóricas?
Me interés por el baile fue tan marcado que, desde la edad de 5 años, participé en un festival de baile en la ciudad de Santiago, donde gane el primer lugar. Me inicié en los bailes folklóricos a los 11 años, cuando ingresé a la academia del profesor René Carrasco, donde aprendí a bailar los palos o atabales, merengue, yuca, sarambo, zapateo, mangulina, carabiné, polka, chenche matriculado los congos y pambiche. También aprendí a tocar instrumentos típicos, además de mostrar las costumbres y las tradiciones a través del teatro folklórico, entre ellos el “Rebú campesino”.
La profesora Divina Estrella, quinta en la primera línea
¿Quiénes fueron sus profesores de folklore?
El profesor René Carrasco por mucho tiempo. También la profesora Josefina Miniño, quien me dio clases de baile internacional y modelaje, como premio por haber ganado el primer lugar en el Festival de Baile Folklórico en Radiotelevisión Dominicana y la profesora Clara Elena Ramírez, clases de ballet clásico.
La pareja Espaillat-Estrella con parte de los integrantes del Ballet UASD, Rondalla y Coro Universitario
                            
¿Cuáles alumnos recuerda?
Muchos fueron los alumnos que tuve en diferentes centros educativos, pero recuerdo con mucha alegría el grupo de estudiantes del ballet UASD, como José Castillo, Iván Domínguez, Ulises Castillo, Yolanda Morillo, Marcia Facundo, Daysi Sánchez, Alicia Custals,  los hermanos Duquela, Juan Candelario (Amado), entre otros.
La Prof. Divina, a la izquierda con blusa de cuadro, con algunos miembros del Ballet UASD finales de los '70
Para usted, ¿quién fue René Carrasco y cuáles fueron sus aportes?
Fue un incansable trabajador e investigador en el área del folklore dominicano, el que dedicó toda su vida a esta causa, específicamente a la investigación y la enseñanza de los bailes folklóricos dominicanos a diferentes generaciones de nuestro país y las costumbres y tradiciones dominicanas. Como aporte podemos mencionar su Academia-Museo La Cueva Colonial fundada en 1940. En 1968 escribió Cursillo Folklo-Festivo-Dominicano, en 1977 inicia su primer volumen de la Serie “Lo que se pierde en Santo Domingo”, en 1952 fue el pionero en ilustrar en el mapa de nuestro país los ritmos de cada región, además ensayos e investigaciones de costumbres dominicanas, entre otros aportes.
¿Cuáles fueron las figuras principales en el grupo folklórico de René Carrasco?
Además de René Carrasco y yo, Manuel Villafañas, Margarita Ureña, Anita Hernández, Héctor Reinoso, Dolores Rodríguez, entre otros.

Con algunas compañeras de baile
¿Perteneció al grupo de Casandra?
Si, participando en presentaciones nacionales e internacionales, la cual fue una experiencia diferente a los bailes del grupo del profesor René Carrasco.
Háblenos de su experiencia en el montaje del espectáculo folklórico que se presentó en la Inauguración de los XII Juegos Deportivos Centroamericanos y del Caribe, celebrado en febrero de 1974
Fui nombrada como profesora responsable de la presentación del baile para la inauguración y clausura de los Juegos Deportivos Centroamericanos y el Caribe. Para este montaje de baile fueron seleccionados cientos de estudiantes de diferentes centros educativos como el Liceo Estados Unidos de América, el Liceo Salome Ureña, el Liceo Unión Panamericana, y el Ballet Folklórico de la UASD. Esta fue una experiencia nueva, ya que trabajé con cientos de estudiantes al mismo tiempo, para que se aprendieran la coreografía y la coordinación de dicho baile. Tuve dos personas que me asistieron, los profesores José Castillo y Luis Padilla. El tiempo de ensayo para el montaje de este baile fueron alrededor de 4 meses, tres veces por semana con dos horas en cada ensayo, para los diferentes grupos.
En el Archivo General de la Nación buscando fotos
Háblenos más de su experiencia artística laboral.
Siendo muy joven me inicio como profesora en el 1966 en la escuela Panamá, luego paso el Liceo Estados Unidos de América y el Liceo Salome Ureña, más tarde ingreso a la UASD. ¡Ah!, también participé en la película Caña Brava.
¿En qué año se integra a impartir clases de bailes folklóricos en la UASD?
En el año 1969, cuando fui nombrada como profesora de bailes folklóricos en el Departamento de Deportes y luego fui nombrada Directora del Ballet por el Departamento de Extensión Cultural, hoy Dirección de Cultura. La formación del Ballet de la UASD ha sido uno de los momentos más emotivos de mi vida.

¿Por qué renunció?
Primero, por problemas de salud y segundo, para dedicarle más tiempo a la familia que estaba creciendo.

Divina y Abraham en su hogar
¿Qué tiempo tiene casada con el profesor Abraham Espaillat?
Tenemos 43 años de casados. Lo conocí en el 1968 hace 47 años, en un campamento de verano en Boca Chica, organizado por la Secretaria de Educación hoy Ministerio de Educación. Yo impartía clases de baile y Abraham estaba en la parte de juegos recreativos y deportes. Desde entonces nos fuimos conociendo hasta llegar al matrimonio el 4 de septiembre del 1971. Los padrinos de la boda fueron Casandra Damirón y Luis Encarnación. Del matrimonio nacieron Abraham y Jesús y tenemos tres nietas. Es un matrimonio estable, compartimos todo en nuestras vidas y me considero bendecida por este maravilloso compañero de vida que Dios me ha dado.

--------------------------------
Xiomarita Pérez
Periódico Listín Diario
Publicado el 31 de julio 2015

miércoles, 29 de julio de 2015

Reconocimientos que no valoro








Los pergaminos de reconocimiento que se dan al granel no los valoro. Considero que estos son para congraciarse,  comprometerte  o  para que permanezca en la memoria de la institución como el logro de una gestión.  Siempre he dicho que estos reconocimientos no deben ser a la persona, sino más bien a la sociedad, porque es re-conocer, pero para la mayoría de los seres humanos es de mucha satisfacción que los tomen en cuenta por la labor que han hecho toda una vida. 
Darme un reconocimiento por los años que tengo trabajando en un sitio haciendo cosas, por lo que recibo un sueldo, no me toca las fibras del corazón ni del hígado ni mucho menos de los riñones. Darme un reconocimiento por ser mujer, periodista o madre, tampoco. 
                             
Enviarme una carta masiva de felicitación la aborrezco. No me gustan los homenajes masivos ni cabildeados, pero mucho menos un reconocimiento por pertenecer a una institución, la que debió quizás enviar una carta de felicitación cuando te distinguieron en un puesto donde crecerías profesional o culturalmente.
Sé que algo de anormal debo tener. Dicen que los puertoplateños o son locos o son poetas y en mi vida nunca he hecho una poesía. Recuerdo que cuando trabajé en el Departamento de Relaciones Públicas de la UNPHU, era la encargada de redactar las cartas de felicitaciones en el aniversario de los medios de comunicación y siempre me cuidé cada año de cambiar el contenido, porque es de mal gusto recibir la misma redacción cada año y a los diferentes periódicos.
Nunca he elogiado a mis hijas porque dejaron brillante la casa por la limpieza que hicieron, que era su deber hacerlo bien hecho, pero como es raro que las cosas tengan que hacerse  bien hechas, hay que premiar. Nunca “me la busqué”, porque los reconocimientos no se piden, se otorgan.  
Lo que me gusta son los elogios de personas que me ven por las calles, o en el facebook, y me expresan que me leen, y que han aprendido o recordado su niñez, por cualquier contenido costumbrista que coloco en esta columna.  
Cuando he hecho reconocimiento lo he pensado muy bien, lo hago de corazón, lo respeto y no me olvido del motivo por el cual lo entregué. Los reconocimientos son un cumplido y se han “cualquierizado” y masificado.
Lo primero que pregunté cuando me iban a hacer este reconocimiento que está plasmado aquí, fue el motivo de la entrega y cuando me lo dijeron acepté. Hasta un power point hicieron de mi trayectoria. Tengo también una cartita muy emotiva del Centro de Servicios Legales para la Mujer, Inc. (CENSEL), que luego la integraré.
---------------------------
Xiomarita Pérez
Columna Folcloreando
Editada y publicada en Listín Diario el 29-07-2015

miércoles, 22 de julio de 2015

Los "deliveries"

En los 70 y los 80 no existían estos trabajadores. 
En esos años se vendía el aceite detallado, porque el envase era una lata bien grande, que luego se utilizaba como recipiente para la basura, para el agua, hervir ropa, etcétera. Recuerdo cuando el camión de la basura pasaba y tiraba la lata de tal forma que se iba sumiendo.  
Luego vino el plástico a sustituir estos envases. Ya el aceite se despachaba en funditas desechables, en botellitas y también fue cambiando el estilo de vida del barrio. De colmados se pasó a los supermercados chinos (me acuerdo del Fong en Villa Juana) lo que abarataba el costo de la canasta familiar, además de que la compra la llevaban a la casa, al igual que comprar en los almacenes de venta al por mayor. 
 
Luego del cierre de estos supermercados pequeños, a causa de la crisis económica, la gente no podía hacer compras en gran cantidad, y si la hacía era “cheliando”, además de que ya no llevaban la compra a domicilio y los supermercados más grandes acapararon la atención de los clientes. Debido al precio del pasaje y de “las carreras” para ir tan lejos a hacer una compra tan pequeña, apareció la comodidad del “delivery”, que te lleva los productos hasta la puerta de la casa. 
Solo llamas por teléfono, pide y en minutos está el motor sin “mofle” con el pedido. No soporto que cuando llamo a un colmado el dependiente dice “¿y qué más?”, pues al igual que las farmacias tienen un límite de compra para brindar el servicio a domicilio. 
Presiento que pronto desaparecerán, porque los negocios pequeños están desapareciendo otra vez y ahora existen grandes supermercados, que tienen de todo, además de ofertas de vegetales, otro día de víveres y así sucesivamente, para obligarnos a estar todos los días en esos establecimientos, aprovechando los buenos precios, además de otras ofertas con una tarjeta, que va acumulando puntos, lo que obliga a ser fieles a ese negocio. 
Hay usuarios con varias tarjetitas de esas y las usan indistintamente en los distintos supermercados a conveniencia. 
¿Sabían que cuando un “delivery” nos lleva el pedido, ya ha pagado al encargado del colmado el valor de la factura con su peculio? ¿Será para asegurar el dinero del dueño del colmado?

--------------------------------
Xiomarita Pérez
Publicado en Columna folcloreando del Listín Diario el 22-07-2015

Dile adiós al verano aprendiendo a bailar con Xiomarita en EdoRitmos


                           
Las inscripciones para aprender a bailar merengue, salsa, bachata y son están abiertas en la Escuela Dominicana de Ritmos Folklóricos y Populares –EdoRitmos- que dirige Xiomarita Pérez, con una oferta especial de 6,000 por adelantado.

El curso se desarrollará en el restaurant Adrian Tropical de la Av. Abraham Lincoln y se iniciará el domingo 2 de agosto, culminando el domingo 6 de septiembre. En este curso los participantes aprenderán a desenvolverse en una pista de baile con seguridad y confianza, y también les permitirá compartir con el círculo social que les rodea y fortalecer las relaciones de pareja.

Xiomarita Pérez hace hincapié en no obligar a los jóvenes o a las parejas sentimentales a que aprendan a bailar, que sean ellos los que tomen esa decisión, porque de lo contrario no aprenderán o se bloquearán emocionalmente. Es preferible que se les ayude conversando con ellos sobre la importancia del aprendizaje y los beneficios que representarán en sus vidas, no solo en el baile sino en todas las áreas: estudio, relación de pareja, trabajo, etc.

Pérez expresó que es una familia impartiendo las clases, lo más importante para la Escuela es trabajar el ser humano y la paciencia y la empatía son la base principal para cualquier aprendizaje.
Son seis domingos, de 9:00 a 10:30 de la mañana.

Para más información comunicarse al celular 809-383-4402 o al correo electrónico: xiomaritatebrinca@hotmail.com


jueves, 18 de junio de 2015

Reseña histórica del folklore dominicano ya es libro virtual


                        
Para facilitar la búsqueda de datos en cuanto a folklore antiguo se refiere, Xiomarita Pérez colocó en la web el libro Reseña histórica del folklore dominicano, con motivo de cumplirse 102 años del natalicio de la pionera del folklore dominicano, Edna Garrido de Boggs.
La obra estará en su canal Issuu, que es un servicio para visualizar libros digitalizados electrónicamente, con el objetivo de que los estudiantes, profesores e investigadores busquen datos sobre costumbres y tradiciones que existieron y que en la actualidad se han transformado, como expresó doña Edna Garrido cuando puso en circulación su obra en junio de 2006.
Vestida para la puesta en circulación de su libro, en 2006.
                                                    
La consultora folklórica informó que la familia de Edna Garrido, representada por su  sobrina Ana Victoria Cisewski, le concedió la autorización “para que los dominicanos, principalmente la nueva generación, pueda visualizar esta gran obra de nuestra tía Edna”, expresa la señora Cisewski en la misiva.
“Xiomarita, te recordamos cuando viniste en el 2005 a buscar el material que se utilizó para esta obra y compartir con nosotros por varios días. Tuviste la responsabilidad de editarla con cariño y pasión, como Primera Directora Nacional de Folklore, para que ella viera este legado en vida”, expresa su sobrina en un párrafo de la carta enviada a Xiomarita, el 13 de mayo del presente año.
La investigadora folklórica, Edna Garrido, murió el 10 de abril de 2010 en Estados Unidos.

----------------------------------------
Publicado el 21 de junio de 2015